superar amor no correspondido

El amor no correspondido es algo que se suele hablar con frecuencia en casi cualquier lugar donde uno se encuentra. Es hasta la fecha uno de los temas más cautivantes en distintas áreas, y que ha servido de inspiración para tantas obras artísticas, como la literatura, pintura, música, entre varias más, a lo largo de los años.

Hay muchas formas de sentirse atraído hacia alguien. Para unos quizás el aspecto físico es lo más valioso, mientras que otros suelen dejarse seducir por otros atributos como la inteligencia, habilidades sociales, destrezas, manejo emocional, etcétera. 

Todo esto junto con algo, que muchas veces no tiene explicación, pero que se manifiesta espontáneamente, desde adentro, provoca ese interés hacia el otro. Sin embargo, no siempre se da esa sintonía emocional que, en tantas ocasiones, han provocado profundas heridas en el alma difíciles de sanar.   


¿Qué es el amor no correspondido?




Es el sentimiento hacia la persona amada que no es recíproco, es decir, solo uno de los dos siente una gran atracción hacia el otro, ya sea teniéndolo(a) como pareja o en forma de un amor platónico.

El que sueña con hacer realidad su deseo de ser amado por quien lo atrae, sufre en silencio conforme transcurren los días, debido al desinterés o desconocimiento de la otra persona sobre sus verdaderos sentimientos hacia él o ella. 

¿Cómo superarlo?

1) Amate más a ti mismo


Tienes que aprender a valorarte más, a rescatar cada uno de tus aspectos positivos (créeme que son muchos más de los que consideras) o a mejorarlos cada día. No seas egoísta contigo y date la oportunidad de reencontrarte con ese ser maravilloso que eres, y que tú lo conoces mejor que nadie.

Por lo general, siempre nos enfocamos en el lado negativo de todo. Y la percepción que tenemos de nosotros, sobretodo en estas circunstancias, no es la excepción. 

No pienses que la razón de no ser correspondido se debe exclusivamente a que hay algo mal en ti o que no has hecho lo necesario para ganarse tu amor. Tú no vales más o menos por su aceptación o rechazo. La relación o atracción sentimental simplemente no funciona entre ambos. No le des más vueltas al asunto.

2) Mantente en actividad


Lo peor que puedes hacer en estos momentos difíciles que estés experimentando es ahogarte en tus problemas, sean estos reales o imaginarios. Comienza a mantener tu mente y/o cuerpo en actividad, y verás que tu día a día será mucho más placentero conforme transcurra el tiempo. 

Haz lo que mejor te agrade y como tú lo prefieras. Si te sientes a gusto realizándolo a solas, está bien. Acuérdate también que cuentas con otras personas como tus amigos, familiares o alguien de tu confianza que están contigo y con quienes puedes pasar muchos ratos agradables. Disfruta tu presente.

3) Conversa con esa persona


A veces el temor al rechazo o a escuchar con sinceridad lo que el ser amado siente hacia uno hace que nos autoengañemos por más tiempo sobre ese sentimiento. Esto es algo que debemos aclarar lo antes posible, para no crearnos falsas ilusiones que solo nos traerá un mayor sufrimiento más adelante.

Enfrentar de una vez por todas esa inquietud que no te deja disfrutar de tu vida al máximo es una mejor alternativa, aunque pienses lo contrario en estos momentos. 

Si la respuesta es desfavorable no tienes por qué sentirte mal ni tratar de considerarte menos por su rechazo o el desamor de tu pareja. No te dejas llevar demasiado por el lado emocional, que es comprensible, y, en lugar de ello toma una decisión que resulte beneficioso para ambos. Eso sí es amor.

4) Sé honesto con la relación


Si ya llevas cierto tiempo con tu pareja y compruebas de manera honesta que sus sentimientos hacia ti no se corresponden con los tuyos, luego de haber intentado de todas las formas posibles, estar al lado de esa persona no te conviene. Sé que esto es doloroso y difícil de aceptar, pero es lo más sincero y real que, más adelante, te traerá más beneficios en tu vida.

Conclusión


Luchar por alguien que no siente lo mismo por uno es crearse falsas expectativas de una vida feliz en común, negarse a ver la realidad, y sobretodo, a ocasionarse un profundo daño emocional, en unos más que en otros, conforme transcurra el tiempo junto a esa pareja o a ese amor en secreto.

Tu vida no se acaba con él o ella. Hay muchas más oportunidades de ser feliz, a solas o al lado de alguien. Tú lo decides. Pero amar con sufrimiento o por obsesión es el camino seguro hacia la infelicidad o a una vida incompleta.

poder mente conseguir quieres

No hay algo más efectivo para llegar a donde quieres que el poder de la mente humana y sobre todo tus propios pensamientos. Podrán haber días difíciles, y todo nos parecerá que va en contra nuestra. Pero si logramos tomar el control sobre estos aspectos y encontramos los motivos necesarios para seguir avanzando a pesar de todo, ya estaremos un paso adelante.

Post relacionado: Tener tranquilidad ante los problemas

Para tener nuestra mente en buenas condiciones hay que procurar mantenerla activa durante algunos minutos diarios como mínimo. Desde practicar ejercicios en casa, bailar, salir a correr, limpiar, hacer gimnasia mental, leer, escribir, juegos online y offline (sobre todo aquellos que nos permitan poner a prueba nuestra creatividad), romper la rutina haciendo actividades distintas o de otro modo, etc.

Si lo crees posible, casi cualquier cosa puede pasar. Hay un viejo dicho que asegura que la fe mueve montañas. Y no está del todo equivocado, ya que dependiendo de lo que creyamos podremos estar más cerca o lejos de aquello que deseemos conseguir. Cuando antes de realizar alguna acción autoafirmamos constantemente que no lo vamos a conseguir o que todo resultará adverso, lo más probable es que nuestros resultados tengan esta orientación.

Lectura recomendada: Ley de atracción - El poder de la mente

La mente no es lo mismo que el cerebro. Éste último es el órgano que la mayoría de personas hemos visto por lo menos una vez en nuestra vida en alguna imagen. Mientras que la primera es la forma cómo utilizamos el cerebro. Es decir, cómo interpretamos cada experiencia diaria a través de nuestros pensamientos adquiridos a lo largo de nuestra existencia.

Se asegura incluso que la mente a través de los pensamientos positivos ha permitido que muchos pacientes lograran recuperarse de sus malestares, cuando para la ciencia esto parecía poco probable de darse. Tal vez es tiempo de descubrir y aprovechar nuestra verdadera capacidad mental que nos pueda ir más allá de lo que creíamos posible inicialmente.

El poder de la mente es capaz de ayudar a sanar nuestros malestares o recuperar esas ganas por vivir y creer en un futuro esperanzador. También si nos proponemos estar en mejores condiciones físicas puede sernos muy beneficioso para mantenernos firmes en nuestro propósito de adelgazar.  

reflexion compromiso responsabilidad

El compromiso y la responsabilidad son dos valores que debemos desarrollar y/o fortalecer tanto para nuestro desarrollo personal como al participar en la sociedad. Si queremos  estar más cerca de alcanzar nuestros proyectos individuales y grupales es fundamental estimularlos hasta interiorizarlos en profundidad, como cualquier otro hábito que intentemos impulsar.   

Ser comprometidos o asumir un compromiso es sacar lo mejor de uno para cumplir con un rol (familia, estudios, trabajo, pareja, etc) que se nos ha asignado o que deseamos realizar. A medida que lo asimilemos, otorgándole esa real importancia, no por sentirnos obligados o al que dirán los demás, sino por un verdadero convencimiento que es la mejor alternativa, estaremos más cerca de comprender y disfrutar lo que hacemos.



Ese primer paso lo podemos empezar con nosotros mismos, haciéndolo desde aquello más simple que consideremos, como algunos de nuestros hábitos relacionados a la alimentación, salud, organización, estudios, trabajo, pareja, etcétera. Para luego hacer lo propio al relacionarnos con los amigos, familiares, compañeros y cualquier otra persona.

Además, es indispensable crear un clima favorable dentro del entorno donde nos encontremos, que haga posible que todos o la mayoría de miembros participantes nos involucremos en el beneficio común. Una forma de lograrlo es programando algunas actividades laborales o extralaborales donde se fomente el trabajo en equipo.

La razón por la que nos encontramos en una situación desfavorable no se debe, por completo, a que alguien no esté asumiendo su responsabilidad en el rol que le corresponde. Tanto tú como yo y las demás personas podemos colaborar, de algún modo, en la solución de la misma. Dialoguemos más, ayudémonos los unos a los otros sin esperar nada a cambio, y así lo que inicialmente parecía imposible de resolver será menos dificultoso.

En lugar de encontrar culpables de los errores cometidos o enumerar todas las razones de por qué algo no funciona como lo deseáramos, tratemos de involucrarnos mucho más los unos a los otros en busca de la solución. Asumir un compromiso es también anticiparse a las necesidades de los demás, estar atento a cada posible detalle del entorno y que todos los participantes noten nuestra presencia como alguien que quiere ayudar a sumar.

procrastinacion actitud postergar dejar manana

Cuántas veces no hemos dejado para más adelante algo que debíamos realizar ya o en el breve plazo. Probablemente muchas ¿verdad? Si retrocedemos en el tiempo nos podríamos encontrar con situaciones como la de un niño que prefiere jugar o ver la televisión en vez de cumplir con sus responsabilidades escolares.

A esta actitud de postergar o dejar para mañana se le conoce como procrastinación. Hay que entenderla como el preferir hacer una actividad de menor importancia, quizás mas placentera, pero que no nos ofrece tantos beneficios como la primera. Por ejemplo, estamos procrastinando cuando dejamos de visitar al médico porque nos da pereza, miedo a lo que nos diga o le damos mayor importancia a otras responsabilidades.

El temor a no lograr nuestras metas hace que perdamos, muchas veces, ese interés inicial que teníamos y lo reemplacemos por otra labor que nos permita recuperar nuestra confianza o hacernos olvidar de nuestro "mal paso". La indecisión también influye para posponerlo, creyendo que es mejor dejarlo para luego cuando lo desfavorable haya disminuido o desaparecido por completo.


Cómo dejar de procrastinar



  • Considera las consecuencias negativas de no hacerlo lo antes posible.
  • Haz un listado de los beneficios de hacerlo ahora.
  • Realiza todas las actividades menores a 2 minutos de inmediato (Método de Productividad GTD)
  • Convierte las tareas grandes en pequeñas, para ir acostumbrándote a hacerlas y no agobiarte tanto por verlas tan difíciles de cumplir.
  • Evita distraerte de todo lo que no te aporte valor en lo que haces. Dale una solución rápida o déjalo para más adelante.

La procrastinación es un mal hábito que, paradójicamente, no debemos postergar, por más tiempo, si queremos evitar el estrés y otras complicaciones propias de hacerlo a último momento o cuando ya es demasiado tarde. Mientras más nos acostumbremos a comportarnos así, puede hacerse más difícil de superar. La decisión final está en nosotros. Empecemos en este mismo instante y no lo dejemos para después.

como tomar control situacion

Tantas veces nos quejamos de por qué la vida es tan injusta con nosotros, que tenemos mala suerte en el amor, el trabajo, los negocios o cualquier otra área. Nos autocalificamos negativamente, una y otra vez, en público o privado, que tenemos gran culpa de lo que nos sucede. Podemos seguir comportándonos de este modo o en lugar de ello decidimos tomar el control de la situación.

Si elegimos la segunda opción, las siguientes sugerencias pueden ayudarte a cambiar tu perspectiva de lo que te ocurre.


1) Comprometernos



No es suficiente con realizar o ser parte de algo, tenemos que involucrarnos más en cada acción o circunstancia en que nos encontremos. Siempre podemos estar en una mejor situación, y beneficiar a otros, si nos atrevemos a ofrecer algo nuevo en cada experiencia. Esto no solo es favorable para nosotros sino también para todos aquellos que estén relacionados, de manera directa o indirecta, en cada momento.

2) Establecer normas y roles


A veces creemos que lo podemos todo y asumimos la responsabilidad en cada faceta que nos toca vivir. Esto no es adecuado ni para uno ni para los demás. Hay que enseñar al resto que también deben involucrarse en la causa común. Si tenemos hijos pequeños, antes de ceder a todos sus caprichos o pataletas debemos explicarle por qué deben hacer algo o no. De este modo, estaremos desarrollando hábitos en ellos que luego nos ayudarán.


3) Identificar qué depende de ti y qué no



Tenemos que reconocer las circunstancias donde tenemos el control de la situación, para así evitar preocuparnos en vano. Lo que depende de uno o de la voluntad que tengamos para encontrar una solución está, en mayor grado, en "nuestras manos". Pero todo aquello que requiere una respuesta o actitud de los demás hacia una acción que nos afecta, muchas veces, no es comprendida o aceptada por los mismos. En este caso es mejor no estresarse y conversarlo con otra persona que nos pueda aconsejar o resolverlo.  


4) Mejor gestión de los pensamientos



Cada persona tiene una forma distinta de reaccionar ante un mismo hecho vivido.¿A qué se debe esto? Nuestros pensamientos. Lo que pensamos, de manera consciente o inconsciente, se transforma en la forma en cómo nos comportamos. Para profundizar más al respecto, te recomiendo que veas videos en Youtube relacionados a la mente subconsciente y el gran poder que tiene en nuestra vida diaria. De este modo, tu percepción de lo que has vivido y lo que experimentas en cada momento ya no será el mismo.

actividades diarias adulto mayor


Un adulto mayor es aquella persona que ha superado los 65 años de edad, y que dependiendo de la cultura en la que se desenvuelva es más o menos aceptado por el resto de la población. Los que se encuentran en esta etapa empiezan a experimentar una serie de cambios a nivel físico, social, emocional, entre otros, afectándolos negativamente en el desenvolvimiento normal de sus respectivas capacidades que tenían años anteriores.

Para prevenir o superar estas dificultades, propias de la edad, se recomienda realizar una serie de actividades que les permita mantenerse activos en los distintos aspectos anteriores. Desde las que pueden realizarse en el hogar y en forma individual hasta aquellas que se llevan a cabo en los demás ambientes externos (calle, parque, campo, casa de familiares o amigos, etc).


1) Memorizar imágenes



Utiliza un grupo de imágenes, de una sola categoría o varias (paisajes, animales, objetos, ciudades, personas, etc), y haz que él o ella las observe minuciosamente por unos minutos para tratar de memorizar todos sus detalles. Luego para comprobarlo haz que responda preguntas relacionadas a las mismas. Lo importante aquí es entrenar la memoria permanentemente y no que tan bien se hace.

2) Ponerse a bailar

A través del baile se consigue mantener más activo el cerebro, tener un cuerpo en mejores condiciones físicas, ayuda a prevenir o sobrellevar diferentes enfermedades o malestares del cuerpo, etc. Puede practicarse en el propio domicilio colocando la música de la preferencia de cada o unirse a grupos que realicen esta misma actividad en algún lugar cercano.


3) Aprender algo nuevo



Cuando uno ya es mayor, las ilusiones o sueños que se tenían de más jovenes, muchas veces, se pierden. Eso es algo que debe cambiarse para no caer en la depresión o falta de motivación por vivir. Hacer algo diferente cada día, seguir aprendiendo sobre lo que nos gusta o aquello que nunca hemos realizado es muy beneficioso para recuperar ese entusiasmo en el presente.

4) Actividades fuera de casa

Salir a caminar, pasear o, viajar dentro o fuera del país, ayudará a sentirse permanentemente renovado. No importa si se hace solo o acompañado de otras personas. Estar en movimiento y tener nuevas experiencias resultará más favorable que permanecer mucho tiempo llevando una vida sedentaria.



autoestima adolescencia

La aceptación o rechazo que muestren los demás hacia nosotros, a lo largo de los años, así como el concepto propio sobre nuestra persona influyen en la autoestima de cada uno. Si bien es cierto que esto ya se va desarrollando desde los primeros años, es en la adolescencia que adquiere mayor relevancia en nuestra propia valoración.


¿Qué es la autoestima?



Es el resultado de la evaluación que nos hacemos a nivel físico, emocional, espiritual  y de todos los demas aspectos de nuestra vida. Puede ser más positiva o negativa dependiendo de las experiencias vividas hasta el momento y de cómo ha sido nuestra interpretación del mismo.


Problemas de Autoestima en los adolescentes 


La adolescencia es una etapa muy decisiva en la construcción de nuestra identidad. Todos los cambios producidos, durante estos años, generan una serie de preguntas hacia nosotros mismos, y si nos sentimos parte o no del grupo en que nos relacionamos. Por ello, los padres o las personas responsables de la crianza de hijos adolescentes tienen un rol fundamental en la orientación y custodia de los menores.


Cuando los adolescentes tienen una autoestima baja, en muchas ocasiones, suelen comportarse de un modo diferente a lo habitual, como aislarse del contacto con los demás, por temor al que dirán o a no ser aceptados por el grupo, mostrarse más callados, estar propensos a sufrir de depresión, disminuir su rendimiento académico, estar más distraídos, etcétera.


Cómo mejorar la autoestima en la adolescencia



Hacer críticas constructivas



Evita recriminarle de una forma negativa o muy dura sobre lo sucedido, ya que esto puede tener un efecto contrario a nuestra buena intención. Si lo tienes que corregir o hacerle notar que está equivocado, trata de utilizar palabras más positivas que expresen lo mismo. Tampoco lo humilles delante de otras personas porque esto puede afectar su confianza personal en el futuro.

Otros



  • Concentrarse en los logros y puntos fuertes en vez de los fracasos o debilidades.
  • Cumplir normas familiares (estudios, responsabilidades en el hogar, convivencia, etc)
  • Tomar con seriedad los posibles problemas en el comportamiento del adolescente y encontrar una solución.