DE LOS SUEÑOS A LA REALIDAD

sueños realidad

Todos los días, sin darnos cuenta muchas veces, estamos avanzando o no en cuanto al futuro que nos espera. Cada acción que realicemos determinará en qué medida nos acercamos a la meta que nos hemos propuesto. Los resultados esperados dependerán de cada decisión que hagamos en lugar de otras alternativas, entre varias razones más.

Así como te expliqué en la publicación ¿No vale la pena ser una persona soñadora? sobre la importancia de tener esta actitud para afrontar con éxito la vida, al final te indique que era bonito soñar, pero más agradable era hacerlo realidad.

Justamente en este texto te hablaré sobre esto que te permitirá ir un paso más allá de aquello que solo tenías en mente. No es una guía que te indicará todos los pasos a seguir para conseguir lo que buscas, pero sí te servirá como orientación en este camino


Para alcanzar nuestros sueños tenemos que renunciar al tiempo que podríamos dedicar a otras actividades. Es un sacrificio que debemos asumir y que muy pocos lo hacen. Una elección entre tantas otras, quizás mucho más seguras, pero que por lo general están lejos de lo que verdaderamente disfrutamos con mucha intensidad.

Ir en busca de ella no siempre resultará sencilla. Tropezaremos una y otra vez en el camino, pero nuestra voluntad por seguir hacia adelante nunca debe de disminuir. El aprendizaje en cada paso que demos siempre tiene que estar presente. Cada pequeña experiencia de la vida nos trae lecciones y no debemos desaprovecharlas.


Si estas leyendo esto supongo que ya tienes una idea sobre lo que más disfrutas hacer, tal como te lo dije en "Aprende como encontrar tu pasión". Una vez que ya tengas certeza sobre la actividad a seguir toma en cuenta las siguientes recomendaciones.

Investiga: averigua todo lo que puedas sobre la actividad a realizar, para que sepas si hay mucha competencia, personas a quiénes les resultaría interesante lo que piensas realizar, si cuentas con todos los recursos necesarios para empezar, etc.

Evalúate: es muy importante que te hagas un autoanálisis, es decir, encontrar tus fortalezas y debilidades para desarrollar con éxito la actividad de tu preferencia. Esto es bueno para saber en que condiciones estás en el presente y lo que debes corregir.

Afrontar riesgos: Toda decisión implica un riesgo. Al escoger una alternativa en lugar de otra estarás asumiéndolo. Tómalo en cuenta antes de decidir y así evitaras futuros arrepentimientos.

Planifica: haz que tus ideas no se queden solo en tu mente sino escríbelas, pregúntate cual es el propósito de este proyecto, cómo lo vas a cumplir y en que lapso de tiempo deberás alcanzarlo. 

Empieza: Tomar todas las precauciones para que  resulte como esperamos es bueno, pero tampoco te quedes demasiado tiempo en esta etapa y da el primer paso. 

Hacer que tus sueños se hagan realidad es todo un proceso que demanda mucha dedicación, compromiso y un deseo permanente por construir lo que inicialmente solo teníamos en mente. No es algo que sea fácil, pero tampoco significa que no lo puedas alcanzar.

Espero que esto te pueda ser de mucho beneficio. Tratar de cubrir todos los puntos necesarios en una publicación no es simple, pero considero que los que te menciono son muy importantes para empezar. Tanto en las publicaciones anteriores como en las siguientes encontrarás información que complemente  lo que te explico aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario