QUE ES PACIENCIA


habito paciencia fortaleza

Ya sea que tengas que realizar alguna actividad personal, cuidar a tus hijos, tener una mejor relación con tu pareja, tener éxito en los estudios, avanzar en tus metas que te haz propuesto o cualquier otra, el hábito de la paciencia debe ser una constante que te dará fortaleza sobretodo cuando sientas que todo se hace más complicado.

Hay que entender que paciencia no significa que se debe fingir algo que no se siente o autoengañarse diciendo que todo marcha bien cuando en realidad es todo lo contrario. Con esto quiero decir que es bueno tolerar una situación para evitar salirse de control, pero sin que ello signifique que siempre se deba ceder.

Ahora que se vive en una época donde todo se mueve mucho más rápido la paciencia puede sonar algo absurdo para algunos, pero de seguro que no lo es. Es necesario contar con ella en ciertas ocasiones para evitar caer en preocupaciones, stress o cualquier otro malestar que dificulte nuestras relaciones con los demás.




Los niños, por ejemplo, cuando son pequeños estan expuestos a un entorno que resulta completamente novedoso e interesante. A través de la exploración que realizan mediante el juego o las preguntas constantes a los padres pueden ocasionar cierta incomodidad. Es preciso, en estos casos, aprender a no perder la cordura para evitar una reacción desagradable que afecte a los menores.


Las distintas labores que se pueda tener en un día cualquiera muchas veces genera malestar por no poder cumplir con todas ellas. El compartir las horas de trabajo con las relacionadas al hogar, por ejemplo, tambien es causa de la pérdida de esta virtud.

Practicar la paciencia como un hábito de vida no es fácil en un inicio, pero los resultados en un futuro serán muy beneficiosos. Si se llega a comprenderla será capaz de brindarte mucha fortaleza cuando las adversidades se asoman en tu vida.

Cada vez se le da más importancia  a los resultados inmediatos, lo que te genere el mínimo esfuerzo posible y donde la tolerancia no tiene lugar. Tal es así que causa mucha molestia cuando la relación con nuestra pareja no cubre nuestras expectativas, el negocio que se empezó no obtiene los ingresos proyectados o no logramos el ascenso laboral en un tiempo determinado.

La paciencia no es algo que nazca en uno sino es una actitud que se va desarrollando a través del tiempo. Es la forma cómo se enfrentan las experiencias y que en unos resultará más rápida que en otros. Y su progreso dependerá, en gran medida, de la convicción que se tenga de ella como una fortaleza que te haga resistente a cualquier eventual dificultad.

Si a esta virtud se la asocia con la persistencia, el rendimiento alcanzado será todavía más firme a largo plazo. No es algo que se aprenda de un día para otro sino es todo un proceso que requiere de mucha convicción a pesar de las circunstancias complicadas. Más adelante compartiré una publicación en donde te explicaré cómo puedes desarrollarla y hacerla parte de ti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario