LUCHAR POR LOS SUEÑOS

luchar suenos

¿Cuántas veces no has escuchado a alguien que te desanima a empezar o continuar algo que siempre deseaste realizar? En muchas ocasiones seguramente. Luchar por los sueños es a lo que nunca debes renunciar. No hay algo más gratificante en la vida que llevar a cabo lo que siempre se quizo o se descubrió en el camino.

Te encontrarás con una enorme cantidad de razones para desistir y abandonarlo todo. Pese a que en algunos momentos es más adecuado tomar algunas alternativas en lugar de otras, desistiendo así a tus sueños, esto no tiene porque ser definitivo.

Una de las razones por la que tienes que tomar la decisión de perseguir tus metas ahora y no después es porque el tiempo avanza, los años siguen su curso y tú no puedes decirle no a lo que siempre has deseado. Si lo abandonas para siempre, más adelante probablemente te lamentes de lo que pudo ser, pero nunca se hizo realidad.

Los tropiezos que tengas a lo largo de toda esta experiencia de vida es inevitable, forma parte de tu aprendizaje y lo tienes que asumir como tal. No pienses que equivocarte constantemente es sinónimo de fracaso o que no tienes habilidad en algo. A partir de ahora transfórmate en ese alguien que siempre has querido ser o que llevas en lo más interno de ti, y que no lo has aprovechado.

Una forma de darte cuenta que algo es tu sueño es la sensación que experimentas al realizarlo o de imaginarte cómo te sentirías si lo hicieras realidad. Como te lo he dicho en una anterior oportunidad, mucho mejor que los sueños es lo que haces para tenerlo cada día más cerca de ti.


También es posible que lo identifiques cuando lo que haces no obedece a una motivación externa como un premio, fama, admiración de los demás, dinero, aceptación social, etc. Lo cual no significa que este mal si una parte de esa fuerza provenga de una o varias de ellas, siempre y cuando la satisfacción interna sea superior a las anteriores.


No debes privarte de ir en busca de tus sueños por temor a que no consigas lo que te has propuesto. Es momento de enfrentar tus miedos y ponerte a prueba porque solo así sabrás de lo que eres capaz de alcanzar. Quizás no obtengas resultados favorables en varias oportunidades, pero eso no quiere decir que no seas apto para ello sino que posiblemente ha llegado el momento de intentarlo de una manera diferente.

Durante todo este proceso de conseguir lo que quieres tendrás muchas dudas sobre si vale la pena o no intentarlo. A cada momento que se te presente una dificultad tendrás ganas de dejarlo todo y decirle adiós a tus ilusiones. Siempre hay una solución para todo, créelo con convicción, solo debes buscarla de una u otra forma y la encontrarás.

Luchar por lo que te agrada, hacerlo porque sientes que hay una conexión entre lo que realizas y la felicidad experimentada es una buena razón para escoger una alternativa en lugar de la otra. Si cada uno hiciera eso probablemente los resultados alcanzados también se incrementarían en la misma proporción.

Posiblemente estés diciendo que esta es una locura total y que hacer esto es un salto al vacío. Tampoco se trata que tomes decisiones apresuradas, abandonándolo todo y empezando un camino nuevo y completamente desconocido sin saber lo que vendrá. Es un encontrarse consigo mismo y con lo que verdaderamente te produce satisfacción, pero sin que esto represente arriesgarlo todo.

Tratar de salir de lo conocido y a lo cual estás acostumbrado, llamado también como zona de confort por muchos, es un requisito indispensable para tratar de llegar hacia lo que te propones. Nuestras ideas, creencias, formas de hacer algo, actitud ante cualquier situación, etc, siempre deben estar en permanente evaluación y dispuestos a ser cambiados de ser necesario.

Luchar por los sueños es una experiencia gratificante que hace cada día más interesante por hacer aquello que te hace feliz, pero a la vez también es un reto que debes tener claro desde un principio si no quieres verte sorprendido. Hay muchas maneras de lograrlo y eso es algo que debes descubrirlo tú mediante la experiencia.

Si te animas a tomar esta importante decisión debes saber que el miedo a lo desconocido, los posibles y continuos malos resultados y todos los obstáculos que tengas enfrente no te deben detener jamás. Tienes que sacar lo mejor de ti, seguir aprendiendo, arriesgándote un poco, pensar solo en soluciones, tener una actitud positiva y simplemente avanzar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario