FELICIDAD Y EXITO

felicidad clave exito

Si hay algo que la gran mayoría de personas de distintas edades, generaciones, niveles socioeconómicos, culturas o lugares de procedencia han buscado intensamente a lo largo de los años es, sin lugar a dudas, la auténtica felicidad. Además, muchos consideran que para conseguirla se requiere tener éxito en la vida. ¿Qué tan cierto es esta afirmación?

De acuerdo a Sonja Lyubomirsky, profesora de Psicología de la Universidad de California y escritora del libro "Los mitos de la felicidad", sostiene que la mitad de este estado de ánimo se hereda genéticamente, un 40% depende de la voluntad propia y un porcentaje restante de las circunstancias de la vida, presentándose algunas diferencias de acuerdo a cada persona.

Muchos consideran que el trabajo duro y constante es garantía del éxito y este a su vez de la felicidad. Esto no necesariamente es así. La posesión de objetos materiales, un empleo bien remunerado, el crecimiento económico personal o de un país, por mencionar algunos, han demostrado que no siempre permiten alcanzar un mayor bienestar emocional individual.

En este sentido, la búsqueda de la felicidad debe partir de la propia voluntad, de aquello que verdaderamente se encuentra en uno y no de manera obligatoria en lo establecido por la sociedad y/o por la cultura del éxito actual, quizás muy distantes con el mundo personal de algunos.

Para estar más cerca de lograr la verdadera felicidad y el éxito hay algo que debes realizar sin postergarlo demasiado. Debes enfrentar todos tus temores que te impiden avanzar tales como el miedo al rechazo, al fracaso, a la opinión de los demás y muchos más, que suelen presentarse en distintos momentos, convirtiéndose en grandes obstáculos para vivir con mayor placer.

Además, hay que tener presente que ambos conceptos no pueden conseguirse tan solo con obtener algunos logros aislados que solo producen satisfacción momentánea o parcial. Debe prestarse el mismo grado de importancia a los distintos espacios tales como el amor, el dinero, el bienestar familiar y cualquier otro que se considere, de manera integral y como parte de un todo.


El éxito es entendido, en términos simples, como el logro de un resultado satisfactorio. Sin embargo, desde hace mucho tiempo su asociación a la obtención de bienes materiales o de un estilo de vida determinado ha generado una gran confusión en la mayoría de personas que consideran que éste es el único modelo a seguir para ser considerado como exitoso en la vida.

Al asumir esta idea como única y absoluta se está condicionando la felicidad, autoestima y autorrealización a dicho modelo, viéndose afectadas si los resultados no se asemejan a quienes se encuentran dentro del mismo. 

Si uno no quiere tropezar en reiteradas ocasiones o desea estar más cerca de alcanzar la verdadera felicidad es indispensable tomarse un tiempo para reflexionar y encontrar un camino propio. Quizás lo establecido por otros no vaya en la misma dirección o no se adecúe a la forma de entender distintos aspectos de la vida de alguien, siendo una alternativa más adecuada hacer aquello que está en conexión con sí mismo.

Esto no quiere decir que para lograrla hay que dejarse llevar por los impulsos personales y comportarse de acuerdo a lo que le dicta su mundo interior desconociendo al entorno en el cual se desenvuelve. De hacer lo anterior solo se conseguirá el rechazo de los demás, problemas en los estudios o en el trabajo, dificultades en las relaciones sociales y muchos tropiezos más.

El logro de las metas no debe condicionar nunca tu felicidad. Esta debe ser la fuente principal que te conduzca al éxito y no al revés. Para ello es necesario un encuentro honesto contigo que te permita dar con las respuestas más precisas para obtenerla y no equivocarte en el intento.

Antes que seguir un modelo establecido pregúntate si este se ajusta a ti y a tus intereses. De no serlo así quizás es bueno en que te plantees en encontrar una alternativa más adecuada a tu persona o en desarrollarla de acuerdo a tu propio criterio. Esto puede resultar algo arriesgado en distintos grados, por lo desconocido e incierto que representa, pero es un camino mucho más cercano a la felicidad y exito que tanto se anhela. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario