UN DEPRESIVO EN LA FAMILIA

depresion familia

A veces dentro del entorno familiar, sin que resulte tan evidente, hay alguien que atravieza por un momento complicado donde nada parece tener sentido en su vida. Un vacío existencial se apodera de él o ella, desencadenándose, en el peor escenario, en una decisión extrema como el suicidio.

Siempre hay que estar alerta si se tiene alguien que sufre de depresión en la familia, no siendo suficiente un estado de tristeza evidente para reconocerlo sino también considerar otros como la fatigabilidad y la pérdida de interés por las cosas, tal y como lo indica el Dr. Hernan Elzo, un Psiquiatra de VidaIntegra.

Cada miembro de la familia o las personas que socializan con él, deben ser muy cautelosos en el trato que tengan, siendo necesario contar con mucha paciencia, una apropiada comunicación y evitando exigirlo demasiado sobre los motivos de su malestar o lo que debería hacer, por más buena intención que se pueda tener para ayudarlo, ya que eso es lo menos espera escuchar el afectado.

Entre algunos de los posibles síntomas de la depresión sumándose a los señalados por el especialista más arriba, se encuentran la pérdida de apetito, falta de energía, disminución del peso, incremento de la culpabilidad, problemas de concentración, constantes pensamientos de suicidio, etc.


Alguien que padece de este malestar se encuentra atrapado en sí mismo y no sabe reconocer, en algunas ocasiones, que está pasando por un estado depresivo y busca refugiarse en algo externo que lo satisfaga aunque sea momentáneamente como los juegos de azar, el alcohol, las drogas o cualquier otro tipo de distractor de la realidad.

Como ya se indicó, lo que debe evitar el entorno que tenga contacto con el afectado es resaltarle todo lo que tiene éste en el presente con el propósito de ayudarlo a recuperar el entusiasmo por la vida. Esto es algo que el deprimido lo sabe muy bien, pero que para él esto no tiene ningún valor en estos momentos debido a que su visión negativa del mundo lo tiene atrapado en sí mismo.   

Mientras que lo que sí debe hacer la familia o las personas que lo desean ayudar es acompañarlo siempre, brindarle su apoyo  a cada momento, demostrarle que no se encuentra solo y que tiene la comprensión de los demás que lo rodean. Esto lo hará sentirse mucho mejor y a recuperarse o mostrar una mayor predisposición para acudir a un especialista, si fuera necesario.

Todos o algunos de los miembros del entorno más cercano que tengan trato con alguien que pase por este mal momento es recomendable también que se informen todo lo que puedan, a través de internet, consultando algunos libros, entre distintas fuentes confiables, todo lo necesario sobre este malestar, para así estar en mejores condiciones de hacer posible que el afectado por depresión pueda superarlo favorablemente y rehaga su vida a plenitud. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario