Fobia a las alturas: Acrofobia

fobia alturas acrofobia

¿Sientes un gran temor al estar al borde de un abismo, mirar por la ventana desde un piso elevado o encontrarte a una gran altitud del suelo? La fobia a las alturas o también conocida como acrofobia, provoca este malestar a muchas personas en el mundo, impidiéndoles desenvolverse con normalidad en estas situaciones.

La acrofobia se origina de sus raíces griegas "akros" (altura) y "fobia" (temor) que unidas tienen un significado equivalente a "Temor a las alturas". De igual manera, fobia es una construcción de "phobos" (temor) y el sufijo "-ia" (cualidad) derivándose en "cualidad de miedo".



Esta fobia es un miedo irracional y desmedido que sienten las personas a las alturas, provocándoles un alto nivel de ansiedad como consecuencia de ello. Aproximadamente un 5% de la población mundial sufre de este temor injustificado.

No hay que confundir la acrofobia con el vértigo, que de manera errónea, muchas veces, es considerada como su equivalente. El segundo se caracteriza por la sensación de que todo estuviera en movimiento en torno nuestro o como si uno mismo se encontrara girando.


Posibles causas


  • Los temores al respecto del entorno más cercano, sobretodo durante la infancia.
  • Una respuesta innata de supervivencia, para mantenerse a salvo.
  • Alguna situación traumática experimentada en el pasado.
  • La dificultad para mantenerse en equilibrio, principalmente a grandes alturas.

 Síntomas


El miedo experimentado en las alturas tiene que superar al real, es decir, para que se considere a alguien que sufre de acrofobia el sufrimiento del afectado debe resultar considerablemente exagerado al percibido en condiciones normales.

Algunos podrán experimentar un mayor o menor grado de ansiedad ante situaciones muy parecidas, así como manifestar diferentes reacciones, tan solo con imaginarse o presenciar a alguien de su entorno cercano bajo estas circunstancias.

Otros síntomas

  • Sudoración excesiva
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Problemas para respirar
  • Mareos
  • Tensión muscular


    Para saber si padeces de miedo a las alturas puedes realizar el cuestionario AQ (Acrophobia Questionnaire) de Cohen, el cual se divide en dos partes: escala de ansiedad y escala de evitación. La primera permite medir el grado de ansiedad ante una serie de situaciones mostradas y la otra hasta que punto las evitarías.

    Parte 1: Ansiedad

    Alto: 111-120
    Severo: 71-90
    Moderado: 51-70
    Discreto: 31-50
    Ausente: 0-30

    Parte 2: Evitación

    Alto: 32-40
    Severo: 28-31
    Moderado: 19-27
    Discreto: 11-18
    Ausente: 0-10

    Para recibir una mejor orientación al respecto no olvides de acudir a un centro de salud de tu localidad, donde te podrán ofrecer una evaluación más precisa y personalizada, así como resolver cualquier duda que tengas al respecto.

    Hay que establecer una diferencia entre el temor natural que cualquiera puede sentir al encontrarse a un nivel diferente del suelo y el otro que  produce un alto grado de ansiedad en uno, conocido como fobia a las alturas o acrofobia. De presentarse ésta, la ayuda profesional siempre será la mejor alternativa para superarla y disfrutar del momento sin preocupaciones.