TENER TRANQUILIDAD ANTE LOS PROBLEMAS

tener tranquilidad problemas

Nadie escapa de sufrir momentos de mucha angustia, nerviosismo, temor o estrés producido por alguna situación que se nos sale de control. Esto es algo que a cualquiera le puede ocurrir y a pesar que algunos son más complicados que otros debe mantenerse la tranquilidad ante estos problemas para dar con la solución más adecuada en cada caso.

Post relacionado: El poder de la mente para conseguir lo que quieres

Lo primero que debes hacer cuando sientas que algo en tu vida se ha convertido en un problema es definirlo con total  exactitud. Tómate el tiempo para ir a la raiz de tu dificultad y descubre si realmente esto solo te afecta a ti o a más personas, cómo se originó, hace cuanto, por qué consideras que te afecta y muchas más preguntas que te permitan tener una comprensión más real del mismo.

En vista que hay muchas expectativas de otras personas con respecto a uno, la propia identidad, los deseos y anhelos que tengas se pasan a un segundo plano, en varias ocasiones, para complacer a los demás. Esto no debe confundirse con que cedas siempre ante las exigencias de otros sino encontrar un equilibrio que te favorezca tanto a ti como a terceros.

Las distintas responsabilidades y necesidades que debes cumplir cada día hace que los inconvenientes aumenten en forma considerable. Pero esto no debe convertirse en un obstáculo imposible de controlar o solucionar. Por el contrario, es el momento de tomarlo con mucha calma, de tal forma que estés en mejores condiciones de entenderlo con mayor precisión y no te equivoques.

Lectura recomendada: Cómo encontrar la paz interior




La actitud para enfrentar una situación específica
, optimista o pesimista, está principalmente influenciada por lo que viste o aprendiste de tu entorno más cercano y que luego adoptaste como tuyo. Sin embargo, esto no es determinante y puede ser modificable si te lo propones con total convicción.


El peor momento para tomar una decisión es hacerlo cuando el dolor o la cólera te invade y no tienes el control sobre ti mismo. No siempre resulta fácil tener la cabeza fría, debido a nuestra propia condición humana, pero en la medida de lo posible es necesario hacerlo para no arrepentirse de los errores.

Todo lo contrario ocurre si aprendes a considerar a la serenidad como parte de tu estilo de vida. Mediante ella sabrás manejar una situación complicada sin desesperarte y hacerlo de manera más reflexiva, logrando mejores resultados en forma progresiva.

De repente también te encuentres con hechos que  no son tan graves como tú lo asumes. Esta es la razón por la que te dije al empezar sobre la importancia de ir al verdadero origen de tus preocupaciones. Ahí puedes diferenciar cuando algo representa un problema real o es resultado de una exageración tuya.

Evita quejarte de tu situación y en lugar de ello aprovéchalo en tu beneficio a través de un dialogo interno. Así podrás aprender a conocerte e identificar todo lo que debes corregir, de aquello que te hace sentirte orgulloso y todo lo que puedes conseguir más adelante.

Ten presente todo lo anterior de manera constante y como parte de ti y no solo por algunos momentos. Muchas dificultades siempre aparecerán, pero esto debe convertirse en un reto a superar y no en una dificultad imposible de resolver. Para reforzar lo dicho hasta el momento te recomiendo que revises algunas formas como tener paciencia que publiqué hace algunas semanas.

Ya sabes que debes mantener la tranquilidad ante los problemas por más complicados que estos resulten. Si llegas a comprenderla y hacerla tuya de manera natural y no forzada contarás con mejores recursos a tu favor. Gracias a esta actitud es posible ver todo un mundo de posibilidades favorables que pueden ofrecerte las respuestas más adecuadas a tus dudas.

TENER TRANQUILIDAD ANTE LOS PROBLEMAS TENER TRANQUILIDAD ANTE LOS PROBLEMAS Reviewed by Henry Publicaciones on 19:57 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.