PERDER EL MIEDO A EMPRENDER

perder miedo emprender

El emprendimiento es un concepto muy de moda en estos días y que marca distancia con lo conocido, tradicional, estable y seguro. Mediante él es que muchas personas, de distintas edades y niveles socioeconómicos deciden empezar proyectos independientes esperando que se conviertan en negocios prósperos con el correr del tiempo.

Sin embargo, perder el miedo a emprender se convierte en uno de los principales desafios para dar ese primer paso. Las razones de esto se deben principalmente al riesgo que implica empezar por cuenta propia, la posibilidad de no obtener los resultados deseados en un plazo establecido, la pérdida de tiempo, esfuerzo y dinero, entre muchas otras razones que puedan presentarse.

Cualquiera que esté dispuesto a proponer ideas innovadoras, soluciones a las dificultades actuales, adaptarse y/o enfrentar a las situaciones más complicadas que se le presente y tenga un deseo permanente de progresar sin que nada o nadie lo detenga es un buen candidato a ser un emprendedor exitoso.

Hay que aprender a atreverse y a asumir ciertos riesgos, sin que esto ponga en juego la situación actual o futura, de la cual uno se lamente más adelante. Empezar un camino propio es satisfactorio, ya que permite diseñar al estilo propio una situación deseada sin que se necesite la aprobación de alguien más necesariamente, pero a la vez es una alternativa donde se tienen que tomar las precauciones debidas que eviten pasar por circunstancias desagradables.

Si bien es cierto que el ser algo arriesgado es un requisito fundamental para empezar un proyecto personal, éste no es el único ni  garantiza que el éxito esté asegurado. Es tan solo  el punto de partida, que debe ser reforzado con un aprendizaje continuo sobre todo aquello relacionado con el negocio, que lo fortalezca todavía más.


A veces el desconocimiento de otras alternativas, quizás mucho más convenientes, no ha permitido que se observe más alla de lo conocido, haciendo perder valiosas oportunidades que han podido conducir hacia ese ideal que se tuvo en mente durante mucho tiempo, pero que el miedo a fracasar también lo ha impedido.


A lo largo de los años, uno siempre ha escuchado a alguien decir que le gustaría empezar algo completamente diferente y siempre soñaba con hacerlo realidad, pero por alguna razón nunca se pudo concretar. Una de las características de un emprendedor es hacer que esas ideas se materialicen en hechos reales, encontrándose ejemplos de ello en cantidad, desde el mundo de la ciencia hasta un amigo o familiar que tomó la decisión en algún momento y hoy día es un exitoso empresario.

Sin embargo, si se desea prosperar a largo plazo en la empresa propia hay una actitud fundamental que se debe desarrollar para no perderse en el trayecto: la determinación. No será lo mismo que se decida empezarlo por necesidad o no tener otra alternativa laboral que hacerlo por una auténtica convicción, originada desde lo más interno de uno.

Otro de los obstáculos que impiden que alguien se decida por emprender es la búsqueda de la perfección en lo que se hace o se piensa hacer. Es bueno querer realizarlo de la manera más ideal, pero esto no siempre es posible por varias razones, consiguiendo que en muchos casos ni siquiera se llegue a intentar.

Cuando se desea que una idea se convierta en algo mucho más sostenible y rentable a lo largo del tiempo es imprescindible contar con un plan de negocios. Este es un documento que sirve como una verdadera guía, que contiene la informacion necesaria del proyecto y los pasos a seguir para alcanzar los objetivos.

El acto de emprender está ligado necesariamente al miedo, en algunos es más notorio que en otros, pero siempre esta ahí, esperando la oportunidad para aparecer ante cualquier hecho que cause inseguridad o riesgo. En este sentido, hay que aprender a gestionarlo adecuadamente para tener siempre el control sobre la situación y no dejar que impida la marcha hacia la meta final.

No se puede permitir que el temor a lo desconocido sea una razón más que suficiente para resignarse a conseguir lo que se ha tenido en mente durante tanto tiempo. Es importante tomar las precauciones debidas y siempre andar por un camino seguro, pero en algunas ocasiones ésto se convierte en la excusa perfecta para no moverse de lo conocido, perdiéndose una valiosa oportunidad de averiguar hasta donde uno es capaz de llegar.
PERDER EL MIEDO A EMPRENDER PERDER EL MIEDO A EMPRENDER Reviewed by Henry Publicaciones on 22:51 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.