COMO TENER MOTIVACION PARA ESTUDIAR


Hay muchos que tienen un gran interés por los estudios de manera voluntaria, sin la necesidad que alguien más le anime a que lo haga. Pero qué sucede cuando la motivación para estudiar no resulta tan sencilla y no se sabe qué hacer para superarla favorablemente y lograr las metas establecidas.

Pese a que hay múltiples factores que lo ocasionan como la falta de interés en un tema, el poco sentido práctico que tiene en la vida del estudiante, dificultad de aprendizaje en el sistema establecido, inadecuada metodología de enseñanza, problemas personales o cualquier otro, es posible revertirlo y aquí se muestra algunas recomendaciones de mucha utilidad.

 1) Reconoce los intereses: No todos tienen habilidad para todas las áreas de aprendizaje. Algunos tienen mayor interés en determinados cursos o materias, algo que ya se puede ir identificando desde los primeros años escolares. Los padres aquí juegan un papel fundamental para estar atentos del desempeño de sus hijos en cada una de las asignaturas y de aquello que puede ser un obstáculo, de ser el caso. 

Cuando ya son adolescentes o jóvenes, ya pueden reconocer con mayor claridad en qué tienen o no mayor desempeño y es fundamental que los lazos con los hijos sean de mucha confianza para que se puede establecer un diálogo adecuado que permita encontrar alguna posible solución si los resultados positivos no lo acompañan.

2) Premia los logros: Cuando los hijos consiguen algún logro, por más simple que parezca, nunca esta demás felicitarlo y animarlo para que continúe así. Esto es importante porque lo estimula a seguir esforzándose con el mismo entusiasmo o incluso mucho más.

Acá hay que tener presente que el premio no debe convertirse en un condicionante para el logro de la meta, ya que de cumplirse esto el hijo solo lo haría por lo que va a recibir a cambio y no por una motivación interna, mucho más adecuada a largo plazo.

3) Evita distraerte: La falta de motivación para los estudios es causado también por todos los distractores que se tienen cerca a uno como los dispositivos tecnológicos, programas de televisión, videojuegos, hobbies, o cualquier otro que se presente al momento de estudiar.

Para esto es adecuado establecerse horarios para cada actividad y hacer un gran esfuerzo por enfocarse en el tema a aprender, dado que si se quiere hacer simultáneamente varias cosas a la vez esto no permitirá concentrarse como debiera, abandonándolo al poco tiempo.




4) Identifica las causas: Si se quiere resolver cualquier dificultad es indispensable ir al origen del mismo. El estudio no es la excepción, motivo por el cual debe tomarse una parte del tiempo y hacerse todas las preguntas necesarias para encontrar las posibles causas reales que motivan el desinterés.


Esto ayudará a darse cuenta que quizás es una exageración de uno, algo que puede resolverse sin mayor problema si se organiza mejor, comprobar si se tiene o no el control sobre la situación, poder resolverlo solo o con ayuda de alguien, etc.

5) Aplicar métodos o técnicas de estudio: Algunas razones para el poco interés en los estudios es la inadecuada forma de hacerlo. Para esto es recomendable aprender algunos métodos o técnicas como el subrayado, ideas principales, resumen, lectura comprensiva, fichas, mapas mentales, etc, de manera conjunta o el de su preferencia.

Esto será de gran ayuda a medida que se vaya desarrollando un hábito. Permitirá tener un aprendizaje más activo a diferencia de hacerlo de memoria, salvo en algunas excepciones. Realizándolo de esta manera será mucho más fácil comprender y recordar lo estudiado posteriormente. 

6) Encontrar un área de estudio: Es bueno tener un lugar adecuado para estudiar y que esté destinado para este fin, siempre y cuando sea posible. Debido a que quizás no se cuente con este espacio, bastará con hacerlo simplemente sobre una mesa.

Esto permitirá que el estudiante puede asociar el espacio con el lugar donde tiene que dedicarse a las actividades acádemicas. Hacerlo sobre la cama o en otro lugar no es lo más recomendable, pero si se siente a gusto hacerlo así y le da resultados positivos no habría algún problema.

7) Darle un sentido práctico: El conocimiento y la información cuando no van conectados con la vida de alguien difícilmente pueden ser asimilados o considerados como valiosos para el mismo, derivándose en la falta de motivación para adquirirlos.

Por lo tanto, es necesario vincularlo con la vida propia, la realidad de cada uno y no necesariamente con lo señalado por otros. Esto se debe a que no todos están expuestos a las mismas condiciones o tienen aspectos en común. En este sentido, es mejor adaptarlos al mundo propio, sin que esto signifique ir en contra de lo establecido oficialmente.

8) Compartir otras actividades: El estudio es una parte de las actividades diarias, pero también es necesario compartirlas con otras igualmente agradables al estudiante. Debe ser el(la) quien decida cómo distraerse en su tiempo libre y nunca debe ser impuesto por alguien más, por razones obvias.

Sin embargo, las más recomendables son  las que se realizan al aire libre como los deportes, paseos, visitas a algun amigo o familiar, ya que ayudan a una mayor socialización y permiten salirse de la rutina diaria.

9) Cambiar la actitud: No siempre se tendrá gusto por lo que hay que aprender, pero esto no debe ser una razón para no empezar o mantenerse con entusiasmo durante el aprendizaje. Pero si esto es un curso o tema que debe aprenderse para alcanzar alguna meta como aprobar una materia o terminar una carrera, hay que hacerlo necesariamente al margen de los gustos de cada uno.

Lo que no debe haber es una actitud derrotista antes que se empiece o durante todo el proceso, ya que esto solamente hará que ni siquiera se haga el esfuerzo apropiado para dar el primer paso. Esto no siempre resulta fácil, pero es indispensable sacar lo mejor de uno para superarlo con éxito.

10) Resolver problemas pendientes: Un factor muy importante para que un alumno no tenga motivación en el estudio se debe a los problemas personales o del entorno más cercano que no se han resuelto, afectando en distintos grados en el aprendizaje o concentración del mismo.

Para esto es indispensable que los vínculos de los padres con los hijos se fortalezcan para que mediante una adecuada comunicación se puedan analizar y resolver poco a poco. Si esto es reforzado por la confianza entres ambos podrán obtenerse resultados mucho más satisfactorios.

La falta de motivación en cualquier ámbito de la vida es un obstáculo para conseguir las metas, pero no debe representar aquello imposible de superar o la justificacion perfecta para quedarse con los brazos cruzados. Los estudios no escapan a esta dificultad y que tratados adecuadamente pueden ser revertidos a favor de uno como se ha visto en esta oportunidad.

COMO TENER MOTIVACION PARA ESTUDIAR COMO TENER MOTIVACION PARA ESTUDIAR Reviewed by Henry Publicaciones on 21:09 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.