Preocupación excesiva por todo


preocupacion excesiva todo

Nadie está libre de padecer algún problema, sea éste de carácter emocional, sentimental, laboral, personal, familiar, económico, etcétera. Absolutamente todos lo tenemos, de manera visible o no tan evidente hacia los demás. Pero qué sucede cuando esta inquietud se sale de control o consideramos que está presente en distintas situaciones individuales y/o sociales.

Trastorno de ansiedad generalizada


Cuando se siente una preocupación excesiva por casi todo por más de medio año, sobre lo ocurrido a uno o a cualquier otra persona o alguna situación en particular, de manera desmedida a lo habitual, entre varios síntomas más, es muy probable que se padezca del trastorno de ansiedad generalizada.


El lado positivo de los problemas


Por lo general se suele pensar que un problema es algo perjudicial y negativo que nos hace la vida más complicada. Esto no es algo tan cierto como se suele creer. Por ejemplo, si piensas que no puedes tener una pareja porque no tienes suerte en cuestiones del amor, tienes varios años encima o ya no te entusiasma como antes, hay algo que quizás debas reformular.


Tal vez has estado equivocándote en la forma cómo has enfrentado lo vivido, tus creencias, valores, habilidades o conocimientos a lo largo de los años. Y eso es algo que podrías empezar a corregir a partir de ahora si quisieras obtener resultados diferentes y más favorables. Nada mejor que empezar por ti mismo.


Síntomas del trastorno de ansiedad generalizada


Entre algunos de los síntomas que se pueden encontrar en quienes se ven afectados por el trastorno de ansiedad generalizada se encuentran la irritabilidad, dificultad para dormir, nerviosismo, preocupación excesiva por más de seis meses, dificultad para concentrarse, tensión muscular, etc.


¿Quiénes pueden padecerlo?


El porcentaje de mujeres que lo padecen es superior al de hombres, principalmente aquellas que se encuentran en edad reproductiva. Además, si hemos tenido algún familiar con ansiedad es muy probable que pueda sufrirse este trastorno, al igual que aquellos que han atravesado por situaciones de mucho temor. Sin embargo, no hay que alarmarse demasiado, ya que existen distintas formas de cómo superarlo.


¿Cómo dejar de preocuparnos tanto?


- Trata de identificar, con mucha sinceridad, las posibles causas que han podido originar tus problemas de la manera más racional posible. Esto con el fin de aprender de ello, saber lo qué debes corregir y no de autotorturarte o de encontrar responsables.  

- Reserva un tiempo para tus preocupaciones: En lugar de estar preocupado durante dintintos momentos de las 24 horas, créate el hábito de dejar las preocupaciones para unos minutos del día, hasta que lo puedas controlar con mucha naturalidad.

- Duerme bien: Antes que desear dormir varias horas, trata de tener un sueño reparador y placentero que te permita estar con más energía al siguiente día. Esto lo puedes complementar con otras sugerencias que puedes encontrar por la web.    

- Enfócate más en el presente: Procura disfrutar más el momento que estás experimentando y no te anticipes a lo que todavía no ha ocurrido. Procura no pensar en el que dirán, suéltate, no jusgues tus pensamientos cuando estés tenso. Y solo goza la vida.

- No dramatices: Algunas veces se suele exagerar un poco más lo que realmente sucede. Para esto puedes apoyarte de la primera sugerencia, centrándote en el origen y no en las consecuencias.   

¿Cómo superarlo?

Si sientes tener tres o más síntomas mencionados arriba durante seis meses continuos o simplemente crees que no puedes controlarlo por ti mismo, no prolongues más tu sufrimiento y acude a un especialista que podrá orientarte con mayor precisión.

Entre algunos de los tratamientos que suelen emplearse se encuentran los siguientes:

- Terapia cognitivo conductual.
- Fármacos.
- Inhibidores selectivos de la recaptación de Serotina (ISRS).
- Flores de Bach (Medicina alternativa).
- Ansiolíticos.


La preocupación excesiva por todo lo que sucede adentro o afuera de uno, durante un tiempo prolongado, no es algo que debe pasarse por alto, ya que de complicarse más puede derivar en un trastorno de ansiedad generalizada que dificultaría un buen desenvolvimiento en las diferentes actividades personales y sociales.

Es bueno preocuparse por lo que vendrá después, ya que nos preparamos con anticipación sobre un evento futuro y disminuimos la incertidumbre, pero sin llegar a obsesionarse en extremo de mantener todo bajo control, que lejos de ayudarnos nos traerá menos bienestar y al de nuestro entorno más cercano.
Preocupación excesiva por todo Preocupación excesiva por todo Reviewed by Henry Publicaciones on 17:42 Rating: 5
Con tecnología de Blogger.